El Tarro blanco alcanza su máxima presencia en 12 años.

Este mes los censos de aves realizados nos han dado una buena noticia. El equipo del SCEA (Servicio de Control y Educación Ambiental) ha podido observar el máximo de individuos de Tarro blanco de los últimos 12 años. Se ha podido contabilizar 27 individuos en la charca Central, el mismo número que en 2003. El Tarro blanco es, tras cisnes y gansos, la anátida (familia de los patos) más grande de Europa. Es fácilmente reconocible y distinguible de las demás, aparte de por su tamaño,  por su característico plumaje; tiene el cuerpo blanco y la cabeza negra. Se alimenta filtrando los limos mientras camina por las orillas y aguas muy poco profundas. Tiene como costumbre poner sus nidos aprovechando las madrigueras y pequeños huecos que dejan otros animales en tierra firme, no siendo raro el que sitúen sus nidos a cientos de metros del agua, lo que le ocasiona, en no pocas ocasiones, problemas a la hora de trasladar a los pollos recién eclosionados hasta el humedal más próximo, este inconveniente es especialmente grave en el caso del Clot, situado entre diversas urbanizaciones y rodeado de viales con gran circulación de vehículos, contando con observaciones de tarro blanco y sus polladas intentando atravesarlos.

Siendo conocedores de esta problemática, hemos instalado una serie de cajas-nido simulando madrigueras abandonadas en zonas de fácil acceso a las charcas y que evitan travesías potencialmente peligrosas. En concreto se han colocado 10 cajas-nido semienterradas con diferentes orientaciones. Esta actuación tiene como objetivo aumentar la probabilidad y facilitar la reproducción en el paraje de esta especie tan singular, evitando a las nuevas polladas los peligrosos traslados a gran distancia y atravesando viales transitados.

TARRO-BLANCO

Aigües d´Elx asume la gestión del paraje.
Colaboraciones en la revegetación del Clot
Menú