Las condiciones tanto del tipo de sustrato como climáticas de esa zona, dan lugar a un ecosistema que se caracteriza por poseer un sustrato arenoso que se desplaza gracias a la acción del viento. Debido a este movimiento se pueden encontrar diferentes estructuras, dunas embrionarias, móviles, semifijas y fijas. La acción de la brisa marina y de la alta concentración de sales, unidas a las características anteriores, provocan que se encuentren diferentes especies de flora y fauna viviendo en ellas.

La flora se adapta para sobrevivir a la salinidad y escasez de agua. Este tipo de plantas se denominan psammófilas, entre ellas se encuentran el barrón, la bufalaga, el cardo de mar y el lirio de mar. Además, la mayor parte de esta zona ha sido repoblada con pinos piñoneros.

Flora

Fauna

Entre la fauna, los grupos mas representativos son las aves, reptiles e insectos, ya que son los que poseen mayor poder adaptativo a diferentes ambientes. Entre las aves se encuentran el alcaraván, el colirrojo tizón y el pardillo común. La lagartija colilarga y el lagarto ocelado, entre los reptiles. Y diferentes insectos como Pimelia modesta que son endemismos de la zona.

¿Sabías que?

La arena de la playa y de las dunas del Altet, Arenales del Sol y Carabassí procede de la erosión de las rocas y el suelo de los barrancos de Agua Amarga y de Alicante (barranco de las Ovejas), que, a pesar de estar secos casi todo el año y debido al régimen de precipitaciones torrenciales natural de nuestra región y al atravesar laderas deforestadas, arrastra y transporta hacia el mar la arena y los materiales erosionados. Estos materiales se depositan en la desembocadura donde las corrientes marinas principales de nuestra costa, de dirección norte-sur, distribuyen la arena de manera continua, principalmente hacia las costas del paraje. Una vez aquí, las olas extraen la arena del mar y la depositan en la playa. Por último, el viento de levante transporta la arena hacia el interior formando las dunas.

Menú