Consecuencias de la noche de San Juan

El día 23 de junio se celebraron, como viene siendo habitual, las hogueras de San Juan. En estas ocasiones suele acudir bastante gente a las playas a hacer hogueras. El resultado de esta celebración es el de una playa repleta de basura que los servicios de limpieza intentan recoger al día siguiente, aunque muchos de esos residuos pasan a formar parte de nuestras playas debido a que el movimiento natural de la arena entierra parte de ellos. Entre los tipos de residuos se encuentran restos de comida, botellas de vidrio, latas, restos de hoguera; que además de causar un impacto paisajístico generan problemas de contaminación.

Además de hacer hogueras, se ha puesto muy de moda lanzar una especie de farolillos que se prenden para que se eleven en el aire utilizando como combustible un pequeño depósito con alcohol. Son capaces de recorrer grandes distancias desplazados por el viento y al caer pueden ocasionar incendios forestales además del posible impacto sobre el espacio aéreo. Hemos detectado varios de ellos dentro del paraje. Recordamos que su uso requiere permiso de aviación civil y licencia municipal.

Escuela de judo Isabel Fernández en el Clot
Apertura de pasos peatonales
Menú